Divulgando ciencia por naturaleza


Deja un comentario

Agricultura ecológica o agricultura convencional ¿qué es lo mejor para mí?

Una de las cosas que me gusta hacer en mi blog es revelar creencias que considero importantes. Por ejemplo, me sorprende mucho cuando escucho a alguien decir que los alimentos etiquetados como ecológicos son mejores para nuestra salud.

Veamos entonces, ¡hablemos de agricultura ecológica!

Hace diez años no existía la Certificación Ecológica en Europa. Después de casi 29 años de gestación por parte de los estados miembros, entró en vigor el Reglamento Europeo en 2009 para garantizar la protección de los consumidores frente a la crecida llegada en el mercado de productos con sobreprecios y que proclamaban diversos beneficios para la salud.

Pese a la lentitud administrativa, la llegada de esta certificación fue el punto de partida de una frenética odisea empresarial en las ventas de productos ecológicos que aumentaron casi un 11% y alcanzaron los 37,3 mil millones de euros apenas 8 años después de que la Certificación Ecológica viese la luz. El Instituto de Investigación de Agricultura Ecológica (FiBL) publica anualmente los datos de este mercado en el que Alemania se posiciona como el mercado más grande de Europa con 10 mil millones de euros en ventas y España, con más de 2 millones de hectáreas, continúa siendo años tras años el país con más hectáreas dedicadas a la producción ecológica en Europa.

Y, a pesar del hecho de que los alimentos ecológicos cuestan mucho más que los producidos por métodos convencionales, el consumidor elige cada vez más productos ecológicos para llenar su cesta porque según encuestas creen que son mejores alimentos. Escucho con frecuencia la gente decir: los alimentos ecológicos son más nutritivos y además ayudan a salvar al planeta de los males de la agricultura convencional: un beneficio mutuo completo. ¿Quién no compraría productos ecológicos cuando suena tan bien?

Aquí está la cosa: hay muchas creencias sobre los alimentos ecológicos y mucha propaganda que rara vez se entiende. Ahora, antes de que me critiques demasiado, permítame decir inequívocamente que no estoy diciendo que la agricultura ecológica sea mala, ni mucho menos. Hay algunos aspectos positivos y muchos beneficios que provienen de métodos utilizados en la agricultura ecológica. Por ejemplo, el uso de bacterias y hongos beneficiosos que aumentan la fertilidad de los suelos; la preocupación de los agricultores ecológicos por frenar la degradación del suelo ante la intensificación de la producción agraria; o los esfuerzos que se hace para alejarse de los monocultivos son fantásticos (las rotaciones de cultivos y la siembra mixta son mucho mejores para el suelo y el medio ambiente).Hay muchas tecnologías y procedimiento realmente novedosos y útil para producir mejor, pero la agricultura ecológica en su globalidad tal y como la desarrollamos hoy en día tiene poco de sostenible. Mi objetivo en esta publicación no es atacar a la producción ecológica, sino desmontar las peores creencias que la rodea para que todos puedan juzgar la agricultura ecológica en función de los hechos.

En particular, hay cuatro creencias que simplemente me vuelven loca.

Sigue leyendo


30 comentarios

Biocombustibles de microalgas (II)

chlorophyceaeEn mi anterior post os hablé como la carrera hacia una nueva forma de combustible empezó en 2005 con la subida del precio del petróleo, la creciente dependencia de las importaciones y el agotamiento de los recursos en todo el mundo. Afortunadamente, los científicos han estado estudiando durante años la producción de combustible alternativos más “limpios”, con un menor impacto en el medio ambiente.

Estos últimos años, las algas se están convirtiendo en una de las soluciones con más aceptación para la producción de biodiesel. ¿Las mismas algas que vemos todos los verano en la playa? También os estaréis preguntando ¿cómo una materia verde viscosa puede convertirse en combustible para los coches y aviones, e incluso para los calefactores que calientan nuestros hogares? Antes de profundizar en la producción de biocombustibles de algas, veamos qué sabemos sobre las algas.

¿Todas las algas son iguales?

fotosintesis2_intefSi recordáis las clases de biología del instituto, sabréis que las algas son organismos fotosintéticos que, como las plantas terrestres y algunas bacterias fotosintéticas, utilizan la energía del sol para crear materia orgánica a partir del CO2 atmosférico y del agua.

Existen más de 30.000 especies conocidas de algas, desde las microscópicas (microalgas) flotando en los estanques, hasta las gigantes que pueden llegar a alcanzar cien metros que habitan los océanos. Las microalgas son la forma más primitiva de las plantas superiores. Si bien el mecanismo de la fotosíntesis en las microalgas es similar a la de las plantas superiores, las microalgas, debido a su estructura celular sencilla, son generalmente más eficientes para convertir la energía solar en lípidos, el componente base que serán después transformado en biocombustibles.

¿Qué hace la producción de biocombustibles a partir de algas tan emocionante?

Sigue leyendo


1 comentario

Biocombustibles de microalgas (I)

mar2

Ya pasó el último lunes de agosto, se acabaron las vacaciones!

No os voy a mentir, me costó mucho levantarme para ir a trabajar, pero después de varias semanas sin escribir en mi blog tengo muchas ganas de compartir con vosotros mis experiencias veraniegas ! Después de varias escapadas, sin duda las vacaciones son el mejor remedio para recargar las pilas, experimentar nuevas sensaciones y disfrutar de un fantástico atardecer con tu gente y como no, también, son una estupenda fuente de inspiración!

Este verano estuve leyendo mucho sobre las plantas de biomasa en España, y como estuve muy cerca de la de Chiclana de Cádiz, quise saber mejor que hacían allí. Entre pescaitos y pescaitos, arena blanca y buena vida, porque os recuerdo estaba de vacaciones, pude comprobar que los gaditanos también tienen una planta de producción pionera a nivel mundial para el cultivo de algas destinadas a producir bioenergía mediante el uso de aguas residuales. Después de dos años de investigación, el proyecto europeo “All-gas, en el que también participan Alemania, Austria, Holanda y el Reino Unido, anunciaba a principio de Agosto las primeras cosechas muy prometedoras de biomasa. El proyecto es ambicioso : depurar las aguas residuales para su reciclaje al mismo tiempo que producir un alto rendimiento en energía limpia. Y se prevé que de aquí a 2016, la planta de producción de biomasa alcancé una superficie de diez hectáreas, el equivalente a diez campos de fútbol, una extensión suficiente para cubrir el consumo energético anual de una flota de 200 vehículos urbanos.

Aqualia-Chiclana

Instalación de Aqualia en Chiclana, Cádiz. (Aqualia)

¡ Ojalá hubiera podido visitar la planta de producción ! Me fascinan las biotecnologías, y ojalá pudiera dar mi granito de arena y participar en un proyecto de producción de biomasa tan exclusivo como este… Pero antes de explicaros qué hace la producción de biocombustibles a partir de algas tan emocionante, veamos un poco cuales son las perspectivas de futuro de los biocombustibles.

Sigue leyendo


5 comentarios

¿Dudas del cambio climático?

cambioclimatico

«El cambio climático no solo es verdad sino que, además, es cierto.»

Así empezaba con mucho humor Txema Campillo (os recomiendo su blog) en el relanzamiento de “Murcia Divulga” este pasado sábado. Una gran charla con grandes divulgadores científicos, todo un éxito!! Con un puñado de locos por la ciencia, tuve la oportunidad de aprender, compartir opiniones y profundizar en el análisis crítico del calentamiento global de nuestro planeta Tierra.

¿Otra vez hablamos de cambio climático? ¿Tan grave es? La literatura científica ya nos informó que esto podría pasar. El cambio climático es un fenómeno cíclico que provoca variaciones en la temperatura terrestre que oscila entre épocas cálidas y glaciaciones. Además, ya se han producido cambios climáticos anteriormente debido a variaciones en la actividad solar, inversión de los polos magnéticos o cambios orbitales… sí pero… esta vez es bastante probable que el “agravante” de este cambio climático seamos nosotros, los Homo sapiens!

La definición de la Convención Marco para el Cambio Climático de la ONU lo refuerza: «Por “cambio climático” se entiende un cambio de clima atribuido directa o indirectamente a la actividad humana que altera la composición de la atmósfera mundial y que se suma a la variabilidad natural del clima observada durante períodos de tiempo comparables». Y Txema nos confirmo que «el 97% de los papers de los climatólogos avalan que los seres humanos estamos cambiando la temperatura global»… alarmante si! Sigue leyendo