Divulgando ciencia por naturaleza


5 comentarios

Respuestas al estrés por salinidad en las plantas

Image_005La salinidad en el suelo o en el agua de riego es uno de los factores ambientales que más limita la producción vegetal. Es bien sabido que los suelos salinos son típicos de las regiones de clima seco y abundan en las regiones áridas de Egipto, Irán, India, Paquistán, China, Ecuador, Perú, Chile, México entre otros. En España se calcula que unas 800.000 hectáreas son improductivas debido a la alta concentración de sales que poseen.

Así que ya sabes, puedes comerte tus tomates con un poco de sal pero no intentes sazonarlos directamente al pie de tus tomateras porque los efectos del estrés por salinidad en las plantas pueden llegar a ser irreversibles. Uno de los síntomas característicos de la salinidad en las plantas es la aparición de zonas cloróticas y, a más largo plazo, la aparición de zonas necróticas en los márgenes de las hojas, síntomas que afectan directamente al crecimiento de las plantas y al peso del fruto, entre otros.

salinidada planta

Síntomas de Salinidad en Plantas de guisante. fuente CSIC

tiki-download_fileEstá claro que para obtener una buena producción vegetal, hay que procurar limitar el estrés abiótico por salinidad. Pero hay veces que las plantas no tienen otra opción que luchar por prosperar en el lugar que les han tocado vivir. Así es, para poder seguir viviendo en ambientes salinos, las plantas tendrán que iniciar una doble lucha: deberán enfrentarse contra el efecto osmótico, producido por la acumulación de sales en el suelo, con el fin de poder absorber agua, y también deberán intentar contrarrestar la toxicidad iónica producido por la acumulación de sales dentro de sus propias células (sobre todo Na2+ y Cl-). Las pobres, no lo tienen fácil… estas sales lo fastidian todo limitando la disponibilidad del agua en el suelo y dañando las células!

Ptrocasgasosas_02odríamos tener delante de nuestros ojos el escenario de una muerte segura, pero las plantas ya lo tienen todo pensado, o más bien “programado” en su material genético. Sigue leyendo

Anuncios


6 comentarios

Las plantas, esas expertas en cálculo matemático.

plantas_verdes_pequenas-normalLas últimas investigaciones en biología vegetal hacen que este mirando los geranios de mi balcón con cierta admiración. Tendemos a pensar que las plantas son seres inertes, extremadamente frágiles, apreciadas sólo por lo que producen (semillas, flores, frutos, raíces, tubérculos, madera, oxígeno …). Pero podéis ir borrando esta imagen de subespecie pasiva porque ya sabemos que, al igual que los animales y aunque no las oímos, las plantas “hablan” entre ellas empleando diversos mecanismos sensoriales para comunicarse, especialmente con el fin de defenderse.

Las plantas pueden sentir, las plantas pueden expresarse … y ahora también pueden contar!

Botánicos del centro de investigación británico John Innes Centre publicaron este apasionante trabajo en la revista eLIFE después de haber constatado que las plantas eran capaces de gestionar su reserva de almidón durante toda la noche de modo que estas se acaban precisamente en el momento en que amanece para así evitar una muerte asegurada por hambruna.

1186_dia_noche

Como todos sabemos, durante el día las plantas llevan a cabo la fotosíntesis, proceso esencial para su crecimiento porque es durante el día que, gracias al CO2 atmosférico y la energía que aporta la luz, las plantas sintetizan materia orgánica imprescindible para su constitución. Por la noche, en ausencia de luz y de fotosíntesis, la maquinaria molecular no se para, las plantas siguen generando materia orgánica y lo hacen recurriendo a sus reservas de carbohidratos (típicamente de almidón) para seguir aportando energía a su metabolismo.

 

¿Una adaptación de recursos variables e inteligente?

Partimos de la premisa de que el sol no siempre se pone a la misma hora, bien por el cambio de temporada, la zona geográfica o incluso simplemente porque por desgracia para las plantas de nuestro salón no abrimos las persianas a la misma hora. Entonces si las noches no duran el mismo tiempo, ¿cómo se las arregla una planta para gestionar eficazmente su stock de almidón sin llegar desmayada a la mañana siguiente?

Sigue leyendo


7 comentarios

¿De qué hablan las plantas cuando no las escuchamos?

plantasLo confieso, si, hablo con mis plantas. Si, lo sé, suena un poco raro… A ver, no mantenemos grandes debates lógicamente, pero me gusta decirles palabras bonitas mientras las cuido, me gusta “intercambiar” sensaciones con ellas. Creo que esto lo he heredado de mi abuela, que siempre susurraba a sus plantas “que guapas os veo hoy”. Un día, hasta la sorprendí poniéndoles un poco de música, “para que se pongan contentas” me dijo. A mi esto me asusto la verdad, ¿Cómo una planta puede percibir vibraciones sonoras? Acto seguido pensé “¡Mi abuela está loca!”.

O quizás no lo estaba tanto…

Sigue leyendo